«La guerra es inminente. Odio decirlo pero es así. Una guerra más devastadora que las anteriores y el fin del mundo tal como lo conocemos […]. No hay manera de prepararse para el horror. El lenguaje como todo lo demás no guardará relación con nada.» Pip cambia de identidad, sexo y época en esta reescritura punk de Grandes esperanzas. Conocido pero a la vez extraño al lector, nuestro narrador se traslada a la ciudad de Nueva York en la década de 1980 como protagonista de una serie de aventuras llenas de deseo, creatividad, porno, sadomasoquismo y arte. La apropiación literaria y el pastiche convirtieron a Kathy Acker en una figura pionera y rebelde cuando Grandes esperanzas se publicó por primera vez en 1982. Partiendo del clásico de Charles Dickens, la autora neoyorkina inserta y homenajea con maestría pasajes de obras como Edén, Edén, Edén, de Pierre Guyotat, El tiempo recobrado, de Marcel Proust, u Orlando, de Virginia Woolf, que alterna con misivas humorísticas dirigidas a Susan Sontag, Sylvère Lotringer o Dios. Grandes esperanzas es, junto con Aborto en la escuela, la obra más ambiciosa de Acker, una explosión de literatura, sexo y violencia en la que da muestra del anarquismo artístico que la caracterizó en su momento de mayor brillantez y valentía.

Malas Tierras

160 páginaa. 2020

Grandes esperanzas - Kathy Acker

$4.200
Sin stock
Grandes esperanzas - Kathy Acker $4.200

«La guerra es inminente. Odio decirlo pero es así. Una guerra más devastadora que las anteriores y el fin del mundo tal como lo conocemos […]. No hay manera de prepararse para el horror. El lenguaje como todo lo demás no guardará relación con nada.» Pip cambia de identidad, sexo y época en esta reescritura punk de Grandes esperanzas. Conocido pero a la vez extraño al lector, nuestro narrador se traslada a la ciudad de Nueva York en la década de 1980 como protagonista de una serie de aventuras llenas de deseo, creatividad, porno, sadomasoquismo y arte. La apropiación literaria y el pastiche convirtieron a Kathy Acker en una figura pionera y rebelde cuando Grandes esperanzas se publicó por primera vez en 1982. Partiendo del clásico de Charles Dickens, la autora neoyorkina inserta y homenajea con maestría pasajes de obras como Edén, Edén, Edén, de Pierre Guyotat, El tiempo recobrado, de Marcel Proust, u Orlando, de Virginia Woolf, que alterna con misivas humorísticas dirigidas a Susan Sontag, Sylvère Lotringer o Dios. Grandes esperanzas es, junto con Aborto en la escuela, la obra más ambiciosa de Acker, una explosión de literatura, sexo y violencia en la que da muestra del anarquismo artístico que la caracterizó en su momento de mayor brillantez y valentía.

Malas Tierras

160 páginaa. 2020