Traducción de David Paradela

Dentro de la producción de Joy Williams, El hijo cambiado está considerada como su novela maldita. Publicada originalmente en 1978, cinco años después de su inesperado y magistral debut, Estado de gracia, sólo disfrutó de una edición en Estados Unidos: la crítica, que esperaba de ella una obra maestra atemporal y ambiciosa, se ensañó con una historia y una prosa que no terminaron de resultar del agrado del clima intelectual y estético de la época: después de aquel rechazo colectivo, la novela desapareció de la circulación durante tres décadas. Mientras tanto, la crítica aprendió en ese largo tiempo a reconocer su error: sin haber sabido apreciarla, estaban realmente ante la obra maestra que habían estado esperando, aunque no en la forma que habían deseado. Reeditada por fin en 2008, después de varios libros de relatos y su tercera novela, Los vivos y los muertos (2002), que confirmaron a Joy Williams como un tesoro de las letras norteamericanas, El hijo cambiado mereció entonces, por fin, los elogios que se le habían negado en su primera edición. A partir de una prosa imaginativa, rica en musicalidad y en metáforas, de un lirismo y una riqueza asombrosos, El hijo cambiado cuenta una historia dura, como todas las de Joy Williams: la de Pearl, una joven alcohólica con un fuerte sentimiento de culpabilidad que vive en una isla rodeada de niños salvajes. Una alegoría post-feminista con raíces en el realismo mágico –como una mezcla de William Golding en El señor de las moscas con la manera de narrar accidental de los cuentos de Julio Cortázar– que vuelve a situarnos delante de un nuevo personaje inolvidable, y de una manera insólita de observar la vida en los márgenes de la civilización y las costumbres aceptadas por la sociedad conservadora.


Esta obra ha recibido una ayuda a la edición del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (España).
 

«En esta novela, Joy Williams nos instruye, como debería hacerlo cualquier escritor que se precie, en la lectura de sus gráciles arabescos. El movimiento tectónico de sus párrafos y de su narrativa ya no parece impulsivo aquí. Nunca lo fue. Ahora, más que nunca, nos parece una prosa totalmente original.» RICK MOODY

«Quizá la más brillante y weird de las escritoras norteamericanas vivas.» LAURA FERNÁNDEZ, Vanity Fair

«No hay ningún otro mundo comparable al de Williams. Es, sencillamente, una maravilla.» RAYMOND CARVER

«Joy Williams es única, como lo fueron Eudora Welty, Margaret Atwood y Flannery O’Connor.» JAMES SALTER

«Leída ahora, El hijo cambiado –tan arquetípica como personal– es el tipo de arriesgado y valiente gesto de quien no se resignó a dormirse en sus laureles y que con sus espinas espantará o fascinará (pero no dejará indiferente).» RODRIGO FRESÁN, ABC Cultural

«Otra obra maestra, tan extraña y lírica como fascinante y reveladora.»  La Razón

Alpha Decay 

288 págs.

14x22

 

El hijo cambiado - Joy Williams

$4.600
El hijo cambiado - Joy Williams $4.600
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Cai Lun Retiro por Belgrano, horario a combinar

    Gratis

Traducción de David Paradela

Dentro de la producción de Joy Williams, El hijo cambiado está considerada como su novela maldita. Publicada originalmente en 1978, cinco años después de su inesperado y magistral debut, Estado de gracia, sólo disfrutó de una edición en Estados Unidos: la crítica, que esperaba de ella una obra maestra atemporal y ambiciosa, se ensañó con una historia y una prosa que no terminaron de resultar del agrado del clima intelectual y estético de la época: después de aquel rechazo colectivo, la novela desapareció de la circulación durante tres décadas. Mientras tanto, la crítica aprendió en ese largo tiempo a reconocer su error: sin haber sabido apreciarla, estaban realmente ante la obra maestra que habían estado esperando, aunque no en la forma que habían deseado. Reeditada por fin en 2008, después de varios libros de relatos y su tercera novela, Los vivos y los muertos (2002), que confirmaron a Joy Williams como un tesoro de las letras norteamericanas, El hijo cambiado mereció entonces, por fin, los elogios que se le habían negado en su primera edición. A partir de una prosa imaginativa, rica en musicalidad y en metáforas, de un lirismo y una riqueza asombrosos, El hijo cambiado cuenta una historia dura, como todas las de Joy Williams: la de Pearl, una joven alcohólica con un fuerte sentimiento de culpabilidad que vive en una isla rodeada de niños salvajes. Una alegoría post-feminista con raíces en el realismo mágico –como una mezcla de William Golding en El señor de las moscas con la manera de narrar accidental de los cuentos de Julio Cortázar– que vuelve a situarnos delante de un nuevo personaje inolvidable, y de una manera insólita de observar la vida en los márgenes de la civilización y las costumbres aceptadas por la sociedad conservadora.


Esta obra ha recibido una ayuda a la edición del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (España).
 

«En esta novela, Joy Williams nos instruye, como debería hacerlo cualquier escritor que se precie, en la lectura de sus gráciles arabescos. El movimiento tectónico de sus párrafos y de su narrativa ya no parece impulsivo aquí. Nunca lo fue. Ahora, más que nunca, nos parece una prosa totalmente original.» RICK MOODY

«Quizá la más brillante y weird de las escritoras norteamericanas vivas.» LAURA FERNÁNDEZ, Vanity Fair

«No hay ningún otro mundo comparable al de Williams. Es, sencillamente, una maravilla.» RAYMOND CARVER

«Joy Williams es única, como lo fueron Eudora Welty, Margaret Atwood y Flannery O’Connor.» JAMES SALTER

«Leída ahora, El hijo cambiado –tan arquetípica como personal– es el tipo de arriesgado y valiente gesto de quien no se resignó a dormirse en sus laureles y que con sus espinas espantará o fascinará (pero no dejará indiferente).» RODRIGO FRESÁN, ABC Cultural

«Otra obra maestra, tan extraña y lírica como fascinante y reveladora.»  La Razón

Alpha Decay 

288 págs.

14x22