"1994, un hombre apretado por sus deudas y la vida, pasa por la zona de la AMIA en el momento del atentado. Decide tirar su attaché entre los restos, fingirse víctima y desaparecer... El resto es la novela" - Ana María Shua
Un thriller electrizante: el problema de desear mucho una cosa, es que un día se cumpla. El título de esta, la primera novela de Martín Baintrub, se apoya sobre una frase hecha para dinamitarla, para repensarla, para deconstruirla. ¿Qué significa descansar en paz? ¿Esa especie de utopía física y espiritual solo se consigue, como indicaría la mitología popular, con la muerte, o también es un estado que se puede alcanzar con una consciencia limpia, libre de preocupaciones y de culpas, o incluso con un drástico cambio de vida? Todas estas posibilidades juntas son las lineas de sentido que estructuran este thriller. Nicolás Cuevas – Revista Ñ, Clarín.
Hay algo de Raymond Carver en la prosa de Baintrub: ese laconismo y esa callada piedad por los personajes. El mundo está hecho de azar y ese azar a veces nos favorece, nos da una oportunidad de vivir aunque más no sea por el precio del olvido y de la identidad nueva. Por eso, tanto el personaje de Auster (La noche del oráculo) como el de Baintrub cambian de rumbo cuando el azar entra en sus vidas. Es una pulsión y un destino, tal vez, epocales Blas Brítez – Última Hora/Paraguay.
El desenlace de Descansar en paz queda a ser abordado en esta lectura, paradójicamente sin descanso, que propone la novela.Daniel Carisimo – ABC Color/Paraguay
Estimo que los lectores coincidirán conmigo en que Martín Baintrub es un maestro en el manejo del ritmo de la narración porque eslabona una sucesión de acontecimientos que hace posible una lectura amena y adictiva. Carlos Lezcano – Diario El Litoral
Descansar en paz, la primera novela de Martín Baintrub, despierta una pasión tan enorme que cualquier desprolijidad deja de tener importancia. Es una novela que no se puede soltar y provoca adrenalina. Marta Gatti – Diario Perfil
Sin dudas lo más logrado de Descansar en paz pasa por su dimensión reflexiva, aunque subrepticia, en torno a ciertos grandes temas que atraviesan nuestra contemporaneidad. Trágica, cruda y tierna a un mismo tiempo, en Descansar en paz Martín Baintrub cuestiona los andamiajes culturales contando una buena historia. Sebastián Basualdo – Radar, Página/12
La historia de Descansar en paz recuerda a Wakefield, el cuento de Nathaniel Hawthorne, donde su protagonista desaparece un día de su casa y solo regresa décadas más tarde, sin saber por qué se había ido ni por qué vuelve.El paso de los siglos produce la variación en la repetición de lo idéntico de la literatura. Daniel Guebel - Premio Academia Argentina de Letras
183 p.
Aurelia Rivera libros
 

Descansar en paz - Martín Baintrub

$1.400
¡No te lo pierdas, es el último!
Descansar en paz - Martín Baintrub $1.400
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Cai Lun Retiro por Belgrano, horario a combinar

    Gratis
"1994, un hombre apretado por sus deudas y la vida, pasa por la zona de la AMIA en el momento del atentado. Decide tirar su attaché entre los restos, fingirse víctima y desaparecer... El resto es la novela" - Ana María Shua
Un thriller electrizante: el problema de desear mucho una cosa, es que un día se cumpla. El título de esta, la primera novela de Martín Baintrub, se apoya sobre una frase hecha para dinamitarla, para repensarla, para deconstruirla. ¿Qué significa descansar en paz? ¿Esa especie de utopía física y espiritual solo se consigue, como indicaría la mitología popular, con la muerte, o también es un estado que se puede alcanzar con una consciencia limpia, libre de preocupaciones y de culpas, o incluso con un drástico cambio de vida? Todas estas posibilidades juntas son las lineas de sentido que estructuran este thriller. Nicolás Cuevas – Revista Ñ, Clarín.
Hay algo de Raymond Carver en la prosa de Baintrub: ese laconismo y esa callada piedad por los personajes. El mundo está hecho de azar y ese azar a veces nos favorece, nos da una oportunidad de vivir aunque más no sea por el precio del olvido y de la identidad nueva. Por eso, tanto el personaje de Auster (La noche del oráculo) como el de Baintrub cambian de rumbo cuando el azar entra en sus vidas. Es una pulsión y un destino, tal vez, epocales Blas Brítez – Última Hora/Paraguay.
El desenlace de Descansar en paz queda a ser abordado en esta lectura, paradójicamente sin descanso, que propone la novela.Daniel Carisimo – ABC Color/Paraguay
Estimo que los lectores coincidirán conmigo en que Martín Baintrub es un maestro en el manejo del ritmo de la narración porque eslabona una sucesión de acontecimientos que hace posible una lectura amena y adictiva. Carlos Lezcano – Diario El Litoral
Descansar en paz, la primera novela de Martín Baintrub, despierta una pasión tan enorme que cualquier desprolijidad deja de tener importancia. Es una novela que no se puede soltar y provoca adrenalina. Marta Gatti – Diario Perfil
Sin dudas lo más logrado de Descansar en paz pasa por su dimensión reflexiva, aunque subrepticia, en torno a ciertos grandes temas que atraviesan nuestra contemporaneidad. Trágica, cruda y tierna a un mismo tiempo, en Descansar en paz Martín Baintrub cuestiona los andamiajes culturales contando una buena historia. Sebastián Basualdo – Radar, Página/12
La historia de Descansar en paz recuerda a Wakefield, el cuento de Nathaniel Hawthorne, donde su protagonista desaparece un día de su casa y solo regresa décadas más tarde, sin saber por qué se había ido ni por qué vuelve.El paso de los siglos produce la variación en la repetición de lo idéntico de la literatura. Daniel Guebel - Premio Academia Argentina de Letras
183 p.
Aurelia Rivera libros