Son contados los escritores dedicados de manera exclusiva a cultivar el uso del lenguaje; ocupados de temas tan trascendentales como prosaicos, con sencillez y sensibilidad que conmueven y emocionan hasta al lector más distraído. Una mujer dentro de ese selecto grupo es, sin lugar a duda, Elisa Lerner. Sus Crónicas Ginecológicas son una entrada a ese mundo híbrido que se resiste a la etiqueta del género; cada escrito está provisto –además de la añoranza de una buena historia– de una cadencia casi poética y la discursividad del ensayo. Lerner, quien no huye a un gesto cargado de autorreferencialidad, pone en relieve a la mujer, lo femenino, lo político, y todo lo concerniente a las artes desde una mirada ginocrítica. La relación de la mujer con la escritura, el cine, la canción e incluso la caricatura, se entreteje con cada uno de sus escritos en los que se pasean Virginia Woolf, Shirley Temple, Marilyn Monroe, Eva Perón, las misses, Olivia (Popeye) entre otras, todas mediadas por una delicada reflexión a partir de hechos que, con cierta ironía y una notable destreza narrativa, hacen de estas crónicas un privilegio de lectura en pleno siglo XXI.

Editorial Los cuadernos del destierro

180 p.

Crónicas Ginecológicas - Elisa Lerner

$1.270
Crónicas Ginecológicas - Elisa Lerner $1.270
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Cai Lun Retiro por Belgrano, horario a combinar

    Gratis

Son contados los escritores dedicados de manera exclusiva a cultivar el uso del lenguaje; ocupados de temas tan trascendentales como prosaicos, con sencillez y sensibilidad que conmueven y emocionan hasta al lector más distraído. Una mujer dentro de ese selecto grupo es, sin lugar a duda, Elisa Lerner. Sus Crónicas Ginecológicas son una entrada a ese mundo híbrido que se resiste a la etiqueta del género; cada escrito está provisto –además de la añoranza de una buena historia– de una cadencia casi poética y la discursividad del ensayo. Lerner, quien no huye a un gesto cargado de autorreferencialidad, pone en relieve a la mujer, lo femenino, lo político, y todo lo concerniente a las artes desde una mirada ginocrítica. La relación de la mujer con la escritura, el cine, la canción e incluso la caricatura, se entreteje con cada uno de sus escritos en los que se pasean Virginia Woolf, Shirley Temple, Marilyn Monroe, Eva Perón, las misses, Olivia (Popeye) entre otras, todas mediadas por una delicada reflexión a partir de hechos que, con cierta ironía y una notable destreza narrativa, hacen de estas crónicas un privilegio de lectura en pleno siglo XXI.

Editorial Los cuadernos del destierro

180 p.